¿CIVILIZACIÓN O BARBARIE?

Hoy he apagado el despertador como es costumbre cada día, he ido a desayunar y ha dado la casualidad de que mi padre tenía la radio puesta, al principio estaba centrado en mi móvil, solo estaba interesado en la cantidad de mensajes recibidos, la cantidad de visitas que mi perfil había recibido en la ultima noche… pero hubo un momento en el que el locutor de radio empezó la sección de noticias. Mi cerebro reaccionó y por culpa de lo que algunos llaman casualidad tuve un punto de inflexión, empecé a escuchar, todo era una lluvia de situaciones horribles: Ataque químico, guerra en Siria, Cristianos perseguidos, violencia de género, acosos de todo tipo, abandonos, enfermedades… después de estar pensando detalladamente toda y cada una de las situaciones llegué a una conclusión que las involucraba a todas, tan solo eran dos palabras, egoísmo e intolerancia, me di cuenta que vivimos en una sociedad enferma, una sociedad víctima de estas dos palabras y de muchas más, una sociedad que bajo mi punto de vista evolucionó muy rápido.

Esa mañana había quedado con unos amigos, se me habían quitado las ganas de salir si os soy sincero, después de mucho pensar lo que me había sucedido me di cuenta de que yo era culpable, que casi todos éramos culpables  de esa barbarie, que a día de hoy llamamos civilización. Solo pensamos en nosotros en que todo lo que planeemos salga bien, que nada se tuerza, buscamos alcanzar la fama, somos avariciosos, tenemos una venda en los ojos que nos impide ver que esta no es la realidad, que no todo el mundo tiene nuestra oportunidad, que hay una necesidad mundial de concienciación.

Finalmente mis amigos me convencieron para salir a dar una vuelta, no había mucho que hacer y acabaríamos aburriéndonos, pero otra vez más en ese día la casualidad llamó a nuestra puerta y recibimos todos un mensaje en el que un grupo de conocidos nuestros nos proponían un plan que aceptamos, era una exposición en la Casa de Campo de Madrid, dedicada a la concienciación en el mundo occidental, esta exposición se llamaba “Heridos por la belleza” y tenía varias conferencias con religiosos que vivían en países en guerra en los que la vida no era tan fácil como la nuestra, en los que las mujeres eran menospreciadas y humilladas, países que te discriminan por pertenecer a una etnia o creencia que no es la que los gobernantes exigen instaurar, países en los que muchos niños controlan armas y otros muchos mueren por culpa del hambre. Pero no hace falta irte tan lejos, la exposición también tenía partes dedicadas a la zona occidental, más cercanas a nosotros, a nuestra civilización casi con definición de barbarie, hace menos de un año un sacerdote,Jacques Hamel, fue asesinado en Francia a manos del Estado Islámico, este sacerdote siempre predicó en tolerancia, invitaba a los cristianos de su parroquia a pasarse una vez al mes por la mezquita que tenían al lado, para no hacer distinción por pertenecer a una religión diferente, al día siguiente de ser asesinado los musulmanes de la mezquita cercana a su iglesia fueron a rendirle homenaje, aquí tenemos un claro ejemplo de la barbarie del IS contra la civilización de aquella comunidad cristiana y musulmana francesa.

Esa exposición me ayudó a cambiar, a ver el mundo de otra perspectiva, a ser menos frío, a dejar a un lado proyectos que no aportarían nada a la sociedad ni a mi vida y emprender otros que si lo harían, proyectos que me harían madurar y entender muchas cosas.

Bueno ya es hora de que deje de hablar en pasado y me centre en hablar en presente, estoy frente al ordenador escribiendo este trabajo, que es ya un proyecto para mejorar, para cambiar, para concienciar y crecer juntos en la construcción de una civilización que se corresponda con su definición, una verdadera civilización. ¿Os unís a este viaje?¿Queréis cambiar?¿Queréis contribuir a mejorar? ¿Queréis liberaros de esta venda que no os deja ver? Cuando verdaderamente deis respuesta a estas preguntas, en ese momento estaréis contribuyendo.

Comentarios

Entradas populares