Primera semana de adviento

 “Estad atentos, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!”

La primera semana necesitamos despertarnos, tenemos que salir de todas las cosas que parecen que nos dicen algo y que no nos dicen nada. Tenemos que buscar que al contrario que por las mañanas no retrasemos la alarma que nos dice que ya es hora de levantarnos. Este despertarnos puede parecer muy fácil, puede parecer el paso más fácil de todos, pero es complicado. Estamos rodeados de tanto ruido, de tanta imagen que nos confunde que nos tienen adormecidos. Pues el primer paso para ser luz es fijarnos en los demás. No fijarnos en la apariencia, que para eso ya tenemos Instagram, sino fijarnos en el interior, fijarnos en si lo están pasando mal. 

En esta primera semana podemos fijarnos en la estrella que guió a los Reyes Magos a Belén. La estrella nos guía, nos ayuda a encontrar un gran tesoro. Al despertarnos y fijarnos en los demás nos damos cuenta de que el mundo está necesitado de ayuda. No podemos ayudar a gran escala, no podemos ayudar a que un país deje de estar en guerra porque no tenemos los medios, pero sí podemos ayudar a que alguien cercano a nosotros deje de sufrir, deje de estar en disputa con alguien. Como propósito de esta semana podemos pensar cómo mantener la luz que es Jesús encendida en nosotros ayudando a alguien. Podemos pensar en alguien que sabemos que no está pasando por un buen momento y pensar en cómo podemos hacerle la vida más fácil. O no tiene que ser alguien que lo esté pasando mal, simplemente puede ser alguien que necesite nuestra ayuda como nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos.  

Resultado de imagen de primera vela de adviento





Comentarios

Entradas populares